El cuidado capilar según tu tipo de cabello

cuidados-para-cada-tipo-de-cabello-univital-cuidado-capilar

¿Ya no sabes qué más hacer con tu cabello? ¿Comienzas un tratamiento pero realmente no sabes con qué objetivo deberías hacerlo? ¡Tranquila! Para eso estamos nosotros, pues hoy en Univital te ayudaremos a identificar cuál es el cuidado capilar correcto según tu tipo de cabello. 

También te puede interesar: Conoce la rutina básica para el cuidado capilar

Lo primero que debes sabes es que para tener unos cuidados óptimos es importante que direcciones tus rutinas acorde a tu tipo de cabello, pues el usar un shampoo que no respeta tu tipo de cabello, no usar mascarilla, lavar tu cabello en exceso y el uso de planchas y secadores sin protección podrían estar debilitando tu melena. 

¡Qué horror! Pues sabemos muy bien que nuestro cabello es uno de nuestros accesorios favoritos y nos encanta mantenerlo en perfectas condiciones, ¿cómo hacerlo? ¡toma nota!

Cabello graso

Es un poco complicado convivir con el cabello graso, pero también es cierto que es un proceso totalmente natural, las glándulas sebáceas provocan la secreción de una sustancia grasa que crea una capa protectora sobre la fibra capilar, con el fin de mantenerla sana y protegerla de la rotura y la resequedad. 

Las causas del desequilibrio de la producción de sebo pueden estar relacionadas con los hábitos alimenticios, factores hereditarios, cambios hormonales, estrés, medicamentos, cambios climáticos, etc. ¿Cómo cuidarlo?

  • Lava tu cabello siempre que lo necesites, no temas a hacerlo, siempre y cuando utilices el shampoo adecuado, es decir, un shampoo para cabello graso que ayude a mejorar el equilibrio en la secreción del sebo. 
  • Evita productos muy cremosos, aceitosos o con siliconas. 
  • Prueba productos formulados a base de ortiga, romero o camomila, que son perfectos para regular la producción de grasa capilar. 

Cabello seco

Al contrario del anterior, en este tipo de cabello la producción de sebo es mínima y por esta razón el cabello se vuelve opaco, quebradizo y de puntas abiertas.

Para este tipo de cabello la hidratación y la nutrición son super importantes, por lo tanto es importante que incorpores mascarillas que contengan queratina o que sean muy hidratantes, al menos una vez a la semana, esto te ayudará a devolverle la fortaleza y elasticidad a tus folículos capilares. Aquí te dejamos otras recomendaciones adicionales:

  • Usa un shampoo reparador o indicado para cabellos maltratados y peinalo a menudo para que el cuero cabelludo segregue más aceites naturales y haga circular la sangre.
  • Aplica en las puntas aceites capilares como el aceite de coco, argán, almendras, palta y oliva, los nutrientes se activarán y ayudarán a sellar puntas abiertas.
  • Recuerda que las herramientas de calor pueden ser muy agresivas con el cabello seco y no favorecen su hidratación, así que recuerda siempre aplicar termoprotector sobre tu cabello antes de utilizarlas. 
  • Un remedio casero super efectivo: la yema de huevo. Contiene proteínas y grasas saludables que te ayudarán a nutrir e hidratar de manera natural tu cabello. Inclúyelo dentro de tus rutinas.

Cabello natural opaco

¿Tu cabello generalmente se ve saludable pero por momentos sientes que pierde su brillo? Puede ser que a tu cabello tenga exceso de frizz, le hace falta nutrición o ha pasado por un trato agresivo al momento de alisar  o desenredarlo. ¡Pero no te preocupes! la solución es bastante simple. solo presta atención:

  • Lava tu cabello 2-3 veces a la semana con un shampoo sin sal.
  • Utiliza siempre acondicionador de medios a puntas para no dañarlo al desenredar. 
  • Realiza una mascarilla al menos una vez a la semana y una mascarilla casera una vez al mes. 
  • Recuerda cortar tus puntas cada 2 o 3 meses.

Cabello procesado químicamente

Este tipo de cabello es el que ha estado expuesto a todo tipo de tratamientos químicos como tinturas, decoloraciones, alisados, permanentes, queratinas, además del exceso de plancha y uso de herramientas de calor. Cuando se abusa de este tipo de procesos y además se usan productos de baja calidad, comienzan a ser factores que resecan el cabello y modifican la estructura natural de la fibra capilar. 

También te puede interesar: 3 Tips para las amantes del cuidado capilar

Al incrementarse el daño, tu cabello pierde la capacidad de retener humedad, volviéndolo frágil, sin brillo, quebradizo y seco; y si no se sigue una rutina de cuidado capilar con los productos adecuados, los daños podrían empeorar. ¿Cuáles son nuestros consejos?

  • Busca un shampoo suave que tenga propiedades reestructurantes o restauradoras, algunos ingredientes que podrían ser favorecedores, podrían ser: extracto de coco, keratina, macadamia, karité y aceite de cannabis. También puedes optar por shampoos con protección de color. 
  • No laves tu cabello si no es completamente necesario, los aceites naturales que produce tu cuero cabelludo pueden ser esenciales para la reconstrucción.
  • Utiliza mascarillas y tratamientos con filtros UV para evitar que el cabello cambie de color y para darle un extra de hidratación que posibilite la reparación de los daños que haya tenido tu cabello.
  • Mezcla tu tratamiento favorito con un aceite capilar y realiza una mascarilla nocturna a la semana, la aplicas en el cabello seco, envuelves tu cabeza en una telita de seda o un gorrito, la dejas actuar toda la noche y al día siguiente enjuagas con agua fría. 

Seguro que dentro de todas estas opciones encontraste una buena rutina para tu cuidado capilar según tu tipo de cabello, no olvides elegir productos de alta calidad que garanticen el cuidado de tu cabello. 

💬 ¿Necesitas asesoría? Aquí estoy 👋🏽