¿Cómo lidiar con el cabello grasoso?

_Cabello-grasoso

Tener el cabello grasoso no es falta de higiene, aunque es un motivo para sentir desagrado, es normal. Pues esto sucede porque todas las personas tenemos pieles diferentes y entre pieles se incluye la piel de la cabeza, la cual llamamos cuero cabelludo. Entonces si tu piel del cutis es normalmente grasosa es muy común que tu cuero cabelludo también y por ende que tu cabello produzca esa grasa o sebo más de lo que lo hace una persona con piel seca o mixta. 

Aunque en diferentes casos, el pelo grasoso puede generarse por etapas normales de la vida de cada persona; como por ejemplo: la adolescencia o incluso en la adultez si se está pasando por una etapa que pueda generar mucho estrés. Esto puede provocar más sebo e incluso en casos extremos caspa. 

Teniendo esto en cuenta, sabemos que puede llegar a ser difícil manejar la situación o evitar que tu cabello se ponga grasoso sin ningún sentido, pero aquí te vamos a contar qué puedes hacer para ir eliminando poco a poco o al menos tener un control de esta situación.

También te puede interesar:   ¿Los tintes pueden provocar caspa?

¿Qué hacer y qué no?

Estás son las cosas que no debes hacer si tienes cuero cabelludo grasoso: 

Usar sombreros o gorras: Estos elementos hacen que tu cabeza sude mucho más, este sudor hace que el polvo de la cotidianidad se adhiera mucho más fácil a tu fibra capilar, dejando una textura fea y desagradable estética en tu cabello. 

Tocarse el cabello constantemente: Si tu cabello es graso no es prudente que te toques o masajes el cabello con frecuencia; pues primero estimula el cuero cabelludo provocando así más grasa de la normal. Segundo, es muy posible que tus manos estén sucias, ya que a diario agarras muchas cosas con ellas, también sudas y esto puede quedarse en tu cabello, provocando una textura mucho más incómoda. 

Usar aceites (argán, coco, oliva): Aunque sabemos que estos aceites son muy buenos para el cabello; pues aportan brillo, suavidad, hidratación e incluso cierran las puntas abiertas, puede ser muy perjudicial para las personas que tienen cabellos con tendencia a ser grasos, pues estos aceites lo que hacen es provocar más grasa de lo normal. Entonces ya te imaginarás cómo se pondrá tu cabello si lo mezclas con este tipo de productos. 

Cepillos sucios: Estos objetos son una de las pocas cosas que ignoramos, pero que significan demasiado al momento de generar un cambio; si tú usas cepillos que no estén correctamente aseados, pasará lo mismo que te comentamos antes con el polvo, esta suciedad se adhiere a tu fibra capilar; dando un aspecto desagradable a la vista de los demás.

Es por eso que lo recomendable es lavar tus cepillos por lo menos 2 veces por semana o cambiarlos por unos que no acaparen mucho polvo. 

Teniendo esto en cuenta, te vamos a contar qué es lo que sí debes hacer: 

Usa productos ideales: No hay nada mejor que usar los productos que están hechos especialmente para un tipo de piel, esto sin duda marcará la diferencia. Pues si tu cuero cabelludo no tiene contacto con sustancias que pueden desequilibrar su ph, será mucho más fácil para él adaptarse; a su vez de solucionar el problema con ingredientes que limiten la generación de grasa. 

Mascarillas especiales: Entendiendo que es un suceso natural, puede integrar en tu rutina de cabello algunas mascarillas caseras que te ayudarán a disminuir la grasa del cabello. Es importante saber cuales sirven específicamente para esta condición. Pues la idea es elegir una que se adapte a tu necesidad y cuero cabelludo. 

Aceites vegetales: Puede sonar muy contradictorio, sobre todo por lo que mencionamos anteriormente sobre los aceites que no deberías usar en tu cuero cabelludo. Pero en ese caso existen unos aceites que lo que hacen es todo lo contrario; pues ellos equilibran la producción de sebo y no se quedan en la fibra capilar obstruyendo los folículos. 

También te puede interesar: ¿Cerramos ciclos con nuestro cabello?

Estos aceites son buenos para el cabello grasoso: 

  • La jojoba
  • La avellana
  • La maracuyá

Se aplican de la misma manera en que lo hemos hecho antes; dejamos por un tiempo aproximado de media hora, cubriéndolo con una toalla para posteriormente lavar con abundante agua. 

Y es así cómo vas a poder tratar el cabello grasoso, haciendo que esa condición vaya disminuyendo. ¡Pon en práctica cada consejo y esperamos sean de gran ayuda!

💬 ¿Necesitas asesoría? Aquí estoy 👋🏽